airbanner

El musical Chicago llega a la Escuela Leys

Por primera vez en una producción de la Compañía de Teatro de Cambridge (CTC), el diseñador de iluminación Jacob Gowler pudo utilizar los nuevos perfiles T1 y los LEDBeam 150 de Robe, para el musical de "Chicago" (High School Edition).

El musical, que se basó en el crimen y la pasión, se escenificó en seis representaciones en el Salón de actos principal de la Escuela Leys, situada en el centro de Cambridge (Reino Unido).

Robe Chicago 1


La CTC abrió sus puertas en 2015 de la mano de Louis Ling, quien quiso ofrecer oportunidades de desarrollo artístico para jóvenes y mayores de la ciudad. Actualmente, ya son 9000 personas las que han colaborado con la compañía. Además, desde 2017, la CTC decidió desarrollar un programa enfocado a los jóvenes, para ayudarlos a que colaboren con profesionales del sector, diseñadores, directores y coreógrafos y así mejorar sus habilidades interpretativas.

Para la producción de Chicago, los profesionales encargados fueron Jacob Gowler, el director Chris Cuming, el diseñador de escenografía y vestuario Frankie Gerrard y el diseñador sonoro Nick Hall. También fue la primera vez que la CTC colaboró con un director de escenografía como apoyo al equipo creativo.

Dada la experiencia con la que Jacob contaba como diseñador lumínico en producciones teatrales y musicales por todo el Reino Unido (destacable es su labor en la Opera Holland Park), Louis Ling le pidió que colaborara con este proyecto. es un LD y programador freelance que vive en Cambridge. Jacob señaló sus requerimientos, que fueron suministrados por la empresa de alquiler CEG y empleados, fundamentalmente, como LED en el Salón de actos principal.

Chicago ha sido la primera función en que Jacob ha tenido la oportunidad de trabajar con las luminarias de Robe, siendo el primer espectáculo en el que íntegramente usó sus productos.

Versión renovada de Chicago

Chicago incorporó una nueva esencia en su representación, yendo más allá del clásico atemporal de Ebb & Bob Fosse. Se presentó como un espectáculo de cabaret, con una plataforma que sostenía el título del musical, se elevó sobre el escenario, caracterizado por los distintos elementos con los que el elenco interactuó.

Por ejemplo, la escenografía contó con unos barrotes que se emplearon para recrear una cárcel. La labor de la iluminación fue fundamental, ya que era necesario iluminar correctamente las distintas localizaciones que componían la escenografía, así como capturar el toque romántico y emotivo de la narratología.

Cinco los siete perfiles T1 se situaron en la plataforma superior (tres para la retroiluminación y dos sobre el escenario). Los dos restantes, fueron colocados frente al escenario en una posición elevada.

Se instalaron, asimismo, dos cabezas móviles LED Beam 150 en el carril circular y dos más bajo el balcón circular. Para lograr un haz de luz direccional, se instalaron pantallas LCD “Egg crate” en las LED Beam 150.

Sin embargo, el papel más importante lo desempeñaron los T1. Los focos que estén situados en la parte superior pueden diseñar a sus anchas una representación, y concretamente en este musical, fueron necesarios muchos enfoques y movimientos especiales.

"Los T1 nos facilitaron la organización del tiempo, algo esencial para lograr una estética perfecta en el escenario”, sostuvo entusiasmado, señalando lo útiles que fueron estas luminarias para acentuar los distintos giros de guion.

Robe Chicago 2

Como la escenografía requería una dinámica constantemente cambiante, Jacob abordó los cambios de escenario con proyecciones en directo sobre el telón y, también, gracias a los distintos módulos cromáticos.

Para obtener estos cambios rápidos, fue esencial el trabajo de atenuación de las LED. Por ejemplo, en "We Both Reached for The Gun", Jacob no quería perderse el enfoque ni en una frase del discurso, ya fuera cuando intervenía Billy Flynn imitando a Roxie Hart o a los reporteros haciendo preguntas a Roxie. Durante los 4 minutos que duró la canción, usamos 60 pistas, por lo que contar con las capturas reales fue fundamental para mantener la fuerza del espectáculo.

La regulación de la luz, según Jacob, es una característica muy destacable de estas LED, por su cuidadoso desarrollo y refinamiento y por su ausencia de flecos blancos.

Durante todo el espectáculo, se apoyó de la gama cromática completa de los T1, para abarcar desde los tonos fríos de la cárcel a los tonos pastel para los momentos más románticos. Aunque también fue notable el brillo incesante de las LEDBeam 150, que no dejaron de iluminar la escena, aun cuando se producían intensos fundidos a negro.

La producción requería mucha niebla, por lo que la óptica ofrecida por las luminarias tenía que ser lo suficientemente clara como para penetrar en la atmósfera.

Robe Chicago 3

Las LED Beam 150 fueron clave para algunas escenas ya que, por su tamaño, pudieron colocarse en posiciones difíciles como, por ejemplo, para iluminar rostros o para apoyar la baja iluminación. También fueron muy útiles por su rápida capacidad de cambio tonal.

Además, Jacob decidió utilizarlas como novedad para iluminar el arco de los profesionales durante el preset, y el fenómeno fue bien recibido. También fueron perfectas para acompañar a los personajes durante "When Velma Takes The Stand".

Todas las luminarias empleadas en el aparejo (creado en la reducida franja de dos días y medio), realizaron una labor asombrosa y, en palabras de Jacob: "Volveré a contar con ellas de nuevo".

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

¿Todavía no tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Acceder a tu cuenta

Síguenos

¿Cuál es tu red preferida?