airbanner

DiGiCo en el musical "Chess"

Representado por primera vez en Moscú, el musical Chess, con letras de Tim Rice y partitura de los componentes de ABBA, Benny Andersson y Bjorn Ulvaeus, ha recibido muy buenas críticas.

Estrenada en octubre con un público limitado, debido a las restricciones actuales, pero muy entusiasta, esta producción de alto octanaje es igualmente de alta tecnología. El diseño de sonido corre a cargo de Richard Brooker, que eligió una DiGiCo SD7 Quantum a fin de satisfacer las numerosas exigencias del espectáculo.

Producido originalmente en los años 80 con un argumento que refleja las tensiones durante la Guerra Fría, el espectáculo narra un torneo de ajedrez entre dos grandes maestros, uno estadounidense y otro soviético. Booker señala que tiene una partitura complicada y emocionante que no se parece a ninguna otra del teatro musical y que requiere un potente sistema de audio que pueda transmitir todo su espectro musical (una mezcla pop, rock y música orquestal sinfónica) con la misma claridad.

El espectáculo se representa en el Teatro MDM, en el céntrico distrito de Khamovniki de Moscú, un lugar familiar para Brooker, que ya ha diseñado dos espectáculos allí. La idea de representar “Chess” se le propuso por primera vez hace dos años. Finalmente recibió una llamada del director general del teatro para preguntarle si quería realizar el diseño de sonido.

“Siempre me ha gustado trabajar en Rusia, pero la idea de hacer ‘Chess’ allí era algo especial —afirma Booker—. No es un espectáculo que se produzca muy a menudo y tener la oportunidad de hacer algo con un sonido tan grande como este era una oportunidad realmente emocionante. Pero después la pandemia hizo que se cancelaron casi todos los espectáculos. Durante unos meses pensé: ‘No voy a hacerlo en Rusia’. Pero seguimos hablando de ello, el productor seguía diciendo que todo iba a salir bien, ¡y aquí estamos!”.

DiGiCo Chess MDM 2020 1

La empresa británica de alquiler Southby Productions es la encargada de suministrar el material de audio para el espectáculo, en estrecha colaboración con el director técnico Digby Shaw y el diseñador de sonido asociado Kelsh Buckman-Drage. El espectáculo se preparó durante tres semanas en el Reino Unido antes de llegar a Rusia en agosto.

 

Junto con la SD7 Quantum, el inventario de audio incluye un sistema de altavoces d&b V-Series, elegido por Brooker para tener en cuenta el tamaño del auditorio, que es de un solo nivel con una fila continua de asientos, y una combinación de micrófonos DPA, Sennheiser y Neumann

 

“Siempre elijo a DiGiCo como parte central de mis diseños de audio —afirma Brooker—. No hay otro fabricante que cubra lo que hacemos en el teatro de la manera que necesitamos. En este caso, utilizamos un SD7 Quantum con software 'T'. Todas las consolas de DiGiCo tienen un diseño muy flexible, una gran dinámica y las pantallas táctiles son excelentes visualmente, pero una vez que tienes el software 'T', se convierte en un animal completamente diferente; hace que nuestro flujo de trabajo sea mucho más preciso. Eso significa que sólo tenemos que hacer las cosas una vez, en lugar de repetirlas. También podemos almacenar información sobre la marcha gracias a la función de actualización automática, lo cual es una verdadera ventaja”.

 

“El software 'T' responde a necesidades muy específicas de las producciones teatrales —añade Buckman-Drage—. Por ejemplo, puedo añadir un Alias a un canal con un ecualizador específico, que puedo recuperar cuando quiera”

 

En el caso de “Chess”, hay una serie de sonidos de los 80 para los que se utilizan las clásicas reverberaciones de batería con puerta de ruido creando un Alias de dinámica para su retorno de reverberación, lo que le permite insertar una puerta sobre ese retorno. “Puedo hacerlo muy rápidamente, simplemente recuperando el Alias y haciéndolo para cada escena —explica—. Cada vez que actualizo el Alias, esos ajustes se almacenan en todas las instancias durante todo el show”.

Esto, junto con Players, una práctica función que tiene en cuenta los cambios de personaje y de reparto y permite a los operadores seleccionar qué actor interpreta un papel concreto, ha resultado especialmente útil en “Chess”, ya que cuenta con dos repartos diferentes.

El técnico de mezclas, Mikhail Sokolik, señala que las Cues de Control Group le permiten programar el espectáculo sobre la marcha. “Hay una escena llamada ‘The Deal’ —comenta—, una vez mezclado el personaje principal, me di cuenta de que el conjunto debía aparecer en 10 segundos y me había olvidado de programarlo. Con sólo tres toques en la consola, estaba allí. Tardaría entre dos y cinco minutos en hacer lo mismo en otra mesa, o incluso en una DiGiCo sin software 'T'".

“Chess” cuenta con seis o siete actores principales, dependiendo de la versión del espectáculo que se ponga en escena, además de un elenco de otros 19 actores, una orquesta de 19 músicos y un batería con una batería completa y disparadores eléctricos. Con alrededor de 130 entradas y 38 auxiliares, junto con 10 grupos y alrededor de 18 matrices, incluidas las envolventes, la SD7 Quantum, junto con los múltiples racks SD para permitir todas las entradas, se ha convertido en algo muy útil.

DiGiCo Chess MDM 2020 2

“Tenemos la suerte de contar con un programador de teclados muy inteligente, Stuart Andrews, que ha ideado unos sonidos increíbles —dice Brooker—. Con el uso de cuerdas muestreadas que se asientan sobre las cuerdas reales parece una orquesta mucho más grande de lo que es. Además, nuestro supervisor musical, John Rigby, es muy bueno a la hora de equilibrar la orquesta, lo que nos facilita el trabajo”.

 

Para el sonido vocal principal y el de la orquesta se utilizan Bricasti M7, junto con las reverberaciones internas y los efectos en la consola DiGiCo

 

“Como la consola es tan flexible y, con tantos motores de efectos disponibles, podemos añadir lo que queramos —continúa Brooker—. Siempre empiezo con una reverberación básica, luego añadimos efectos reverb y un retardo en la programación básica del espectáculo. QLab es el encargado de disparar los efectos de sonido y las pistas de metrónomo para la banda, que son mínimos en este espectáculo”.

El espectáculo se graba en directo utilizando el MGB de DiGiGrid y los dos flujos MADI. Se pueden grabar hasta 120 canales, lo que es realmente útil para la referencia del equipo, ya que les permite volver a escuchar a un cantante o una caja, o enseñar a otros ingenieros a mezclar el espectáculo.

Brooker explica que uno nunca se cansa del proceso de montar un espectáculo como éste. “Es increíble lo que ocurre en cinco semanas —afirma—. Contamos con un equipo creativo totalmente ruso, con algo de participación internacional en diseño de sonido y supervisión musical, y lo que consiguieron en poco más de un mes es mágico. Creo que todos podemos sentirnos muy orgullosos y emocionados por el resultado final”.

“El productor, Dmitry Bogachev, —concluye— ha hecho algo maravilloso al crear esto en tiempos tan difíciles. Es una obra única, si no la única producción musical a gran escala que se está llevando a cabo en el mundo en estos momentos. Estoy seguro de que el público ruso comparte nuestro entusiasmo. Sin duda es un espectáculo que merece la pena ver”.

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Te puede interesar

¿Todavía no tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Acceder a tu cuenta

Síguenos

¿Cuál es tu red preferida?