airbanner

El pasado de DiGiCo se comunica con su futuro en algunos de los principales locales holandeses

Enclavado en Hengelo, al este de Holanda, el Metropool es un local de música en directo donde se interpreta una amplia variedad de actuaciones y géneros artísticos.

El centro se trasladó a su actual sede en 2009 y fue entonces cuando decidió adquirir tres DiGiCo SD8 y una consola analógica de gran formato, para cubrir todas las necesidades de audio de sus salas Jupiler y Jack Daniels. 

El Metropool fue uno de los primeros locales de toda Holanda en invertir en tecnología DiGiCo. Así nos lo cuenta Teun Zekhuis, el director técnico del espacio: “Nos quedamos con la SD8 por su sonido, interfaz, flujo de trabajo y aspecto. Con esta adquisición nos convertimos en pioneros en el país al pasarnos a lo digital. Las SD8 nos vinieron de maravilla”.

DiGiCo DMV Metropool 1

Volvamos a remontarnos a 2018, nueve años después de la primera toma de contacto con DiGiCo, cuando Metropool adquirió Atak, un local de música pop; así fue como nació Metropool | Escenarios Pop de Twente. “El equipo de audio que nos quedó en Enschede nos volvió a recordar la buena inversión que realizamos en 2009. Por lo tanto, lo primero que hicimos en el nuevo local fue volver a sustituir las consolas. Si ya teníamos a DiGiCo en Hengelo, volver a recurrir a la compañía para Enschede era algo bastante obvio. De todos modos, quisimos asegurarnos más aún, así que hicimos varias pruebas con otros competidores. Sin embargo, seguimos pensando que DiGiCo era la mejor opción para nosotros en términos tanto económicos como cualitativos. Así fue como nos decantamos por una SD5 para el FOH de la sala Hertog-Jan (con aforo para 850 personas), una SD10 para el FOH de la sala Saxion (con aforo para 350 personas), y unas SD12 para la monitorización de ambas salas. También adquirimos otra SD11 para el Muziekcafe, una sala con capacidad para 100 personas”.

 

En 2020 adquirimos otro set de consolas de DiGiCo: una SD12 para la monitorización y una Quantum 328 para el FOH en la sala Jupiler (de 850 personas) y una SD10 para el FOH de la sala Jack Daniels (de 250 personas). Ambas salas cuentan con una SD12 para la monitorización y el Muziekcafe tiene una SD11

 

Zekhuis también cree en la importancia de cuidar adecuadamente los elementos técnicos de una sala de espectáculos. “Hacemos una media de 500 espectáculos al año y colaboramos con muchos voluntarios y autónomos. Para garantizar el mejor flujo de trabajo posible, tenemos que contar con una tecnología a la altura, así como con un audio estandarizado en todas las salas. Esto lo hemos logrado gracias a la tecnología de preamplificación Stadius de 32 bits en los racks. Y por si fuera poco, hemos conseguido que todos los mezcladores y flujos de trabajo de los escenarios trabajen a la par; de este modo, si un técnico sabe trabajar en una sala, sabrá hacerlo en el resto. Lo mismo sucede con el FOH: queremos que sea lo más sencillo y “plug-and-play” posible, para que así el técnico tenga más facilidades a la hora de centrarse en la mezcla del artista”.  

DiGiCo DMV Metropool 2

Mientras tanto, en Enschede (situado a unos 10 km de distancia), el Wilminktheater del Muziekcentrum destaca por ser un importante centro regional con varias salas de distintos tamaños y aplicaciones desde rock and roll hasta comedia, ópera, teatro, ballet, conferencias, cabaret, jazz y música clásica. Recientemente, su organización también decidió actualizar su infraestructura técnica.

 

Para llevar a cabo este proyecto, las dos organizaciones, situadas en dos ciudades distintas, aunaron fuerzas mediante presupuestos municipales y soluciones internas avanzadas para alcanzar cada una sus objetivos

 

 

“Queríamos actualizar nuestras consolas de mezcla”, explica Eelco Braakhuis, ingeniero principal y especialista en audio del Wilminktheater en Muziekcentrum. “DiGiCo ha reforzado su propósito de mejorar la calidad del sonido con las nuevas tarjetas Stadius de 32 bits. Nosotros estamos encantados con el sonido que ofrecen. Combinadas con los plugins de Waves y con la posibilidad de cambio al audio inmersivo, es genial. Nos lleva un paso más hacia el futuro del teatro y la ópera”.

 

Braakhuis dice que el Wilminktheater del Muziekcentrum tiene un equipo técnico más que experto, por lo que aprender a desenvolverse en las consolas de DiGiCo no les costó mucho trabajo.

“Optamos por la SD10 para nuestro auditorio principal, otras dos S21 para nuestro pequeño auditorio y la iglesia (donde sobre todo hacemos música clásica), y una SD11 para el FOH o las conferencias. En Enschede tenemos ya seis salas con diez consolas de DiGiCo, todas ellas equipadas con varios racks, entre los que se encuentran los SD, D2 y D. Cada consola ha sido elegida con cuidado para cada sala, pero, al mismo tiempo, son completamente flexibles para desplegarse en otras salas. Eso ya lo decide el técnico”. 

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Te puede interesar

Suscríbete / news

Suscribete

¿Todavía no tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Acceder a tu cuenta

Síguenos

¿Cuál es tu red preferida?