airbanner

Luminarias T2 de Robe para el musical de Zodiac

Zodiac es un nuevo musical producido por Peet Nieuwenhuijsen, dirigido por William Spaaij y puesto en escena en el Koepelgevangenis, una antigua prisión de Breda (Holanda), que acoge y ambienta esta divertida obra ambientada en el año 2031 y que habla sobre varias cuestiones humanas, políticas y medioambientales.

El diseñador lumínico del evento, Marc Heinz, colabora junto a su equipo de Unlimited Productions para dar vida a este singular musical.

Heinz y el director de producción técnica Michiel van der Zijde (quien también representa a Unlimited Productions junto con Jeffrey Kranen y Luc Huisma) se encargaron del diseño de la escenografía. Para la iluminación, optaron por 32 luminarias T2 Profile de Robe, 50 Spiider LED para los efectos de lavado y otra serie de aparatos de iluminación.

Hablando un poco de la arquitectura e historia de la prisión, cabe mencionar que su diseño de estilo panóptico data de 1886, siendo obra de Johan Fredrik Metzelaar. Este concibió el espacio en cuatro pisos de celdas, de modo que todos los pisos pudieran ser observados y vigilados por un grupo limitado de guardias situados en el centro. En 2001, el centro de Koepelgevangenis fue nombrado monumento nacional y albergó una prisión de mujeres hasta 2013, antes de cerrar por completo dos años más tarde. Desde 2018, su función es puramente de entretenimiento, y está a la espera de ser renovada y adquirida por un nuevo propietario.

Para que su idea se cumpliera, Peet Nieuwenhuijsen necesitaba un espacio circular, con un techo abovedado desde el que se realizarían proyecciones y efectos especiales. El primer espacio en que lo intentó fue en 2019, en el Planetario de Ámsterdam.

Robe Zodiac the Musical 1

El nuevo emplazamiento fue elegido antes de la llegada de la pandemia y en agosto de 2020 ya pudo comenzar la preproducción. Los planes originales preveían que el sitio comenzara a funcionar en febrero de 2021, pero las fluctuaciones y olas de la Covid-19 volvieron a retrasar el plan otras seis semanas. Todo comenzó finalmente el 1 de abril.

El hecho de que hubiera tantos cambios e incógnitas, hizo que el equipo de producción se enfrentara a algunos retos. En esencia, se desconocía el peso que iba a ser necesario colgar del techo o qué elementos de la arquitectura original iban a poder aprovecharse para la escenografía (como la torre de ladrillos de cristal).

Otra de las zonas de las que apenas se tenían datos técnicos era el sótano con suelo de cristal. Este fue instalado en 1999 como zona de recreo, y hubo que ambientarlo para que pudiera albergar sin problemas tanto las gradas como las cuatro gradas de acceso.

El argumento del musical, basado en la obra teatral de Dick van den Heuvel con adaptación de Pieter van de Waterbeemd, evoca una especie de sociedad distópica-orwelliana con vigilancia constante. Como metáfora al seguimiento y al acoso, se instalaron 38 pantallas LED (sumadas a 70 drones -proporcionados por Dronisos) que funcionan y actúan junto al elenco, recordándonos que siempre hay alguien mirando. Los técnicos de vigilancia son unos agentes sin rostro que se encuentran encerrados en las torres de duchas.

Robe Zodiac the Musical 2

Ante la imposibilidad de acceder a los planos originales del edificio, se hizo un proyecto arquitectónico en 3D, seguido de un examen al detalle de las necesidades, características y capacidad de carga del tejado.

El equipo de producción recibió los permisos necesarios para retirar del techo una tonelada de antiguos dispositivos. De este modo, se liberó bastante espacio para montar un truss circular sobre él, en el que acoplar 12 Spiiders. Estas luminarias proporcionan el suficiente brillo como para alcanzar el escenario a 30 metros de altura y proporcionar efectos de lavado.

Junto a este truss, solo hay otro elemento instalado en el techo: una especie de ojo que entra y sale volando. Para instalarlo, también fue necesario retirar los antiguos equipos de iluminación para conseguir encajar los siete protectores 20K (instalados en siete celdas sobre el cuarto piso, en torno al techo redondo de 52,5 metros. Todos los demás elementos se instalaron sobre el suelo o en los laterales.

Después de muchas ideas y mapas conceptuales, Michiel, Marc y Ruud de Deugd (director de montaje e ingeniero estructural de producción) trabajaron juntos para crear el elegante diseño del truss de ocho patas curvas con forma de araña (con 15 metros de diámetro y a 12 metros de altura sobre el escenario). Gracias a esta estructura, se pudieron instalar las luminarias cerca del escenario, de unos 14 metros de diámetro.

Robe Zodiac the Musical 3

Al tratarse de una prisión, Koepelgevangenis solo tiene una pequeña entrada, que también sirve como salida. Este acceso es tan pequeño que ni siquiera cabe un vehículo, por lo que todos los elementos de instalación tuvieron que ser transportados a mano al interior del recinto. El proceso llevó su tiempo, pero fue un trabajo fluido y tranquilo, que también coincidió con las nuevas medidas de distanciamiento social y restricciones.

 

Cuando el truss estuvo listo, Marc y Jordy (que se incorporaron al proyecto a finales de 2020) comenzaron a evaluar las necesidades de iluminación

 

Trabajar en un espacio circular siempre tiene sus retos, ya que cualquier luz lateral se convierte en una lucha constante. Todo debe parecer uniforme en un marco de 360 grados. En este sentido, las Spiider fueron esenciales para proporcionar cobertura desde la iluminación superior.

El escenario tiene un aspecto austero por lo general, a excepción de algunos elementos de atrezzo. El objetivo es que toda la atención se centre en los artistas y en la iluminación.

La luz frontal planteó otra serie de problemas. Debía instalarse por las gradas de las celdas, y finalmente decidieron que el mejor lugar para montarlas era sobre el cuarto piso. Entonces, Marc probó algunas de las T2 (que por el momento estaban en fase de prueba) y decidió usarlas finalmente, por su potencia a larga distancia y excelente calidad.

A las vigas de acero que rodean el piso principal se fijaron 20 T2 por medio de algunos soportes y enganches. Junto a cada luminaria había una cuerda que permite bajar cada dispositivo para su mantenimiento. Las otras 12 luminarias restantes se dispusieron sobre el círculo superior del truss, y tenían como finalidad ofrecer una iluminación frontal más cercana.

 

La coreografía corre a cuenta de Stanley Burleson, y con su trabajo vemos cómo elementos como el IRC y la mezcla cromática son muy útiles para resaltar los detalles del vestuario sin saturarlo de luz

 

El entramado lumínico de Marc está lleno de desafíos, cambios y matices que influyen directamente en las emociones, los sentimientos y la narrativa del espectáculo. Gracias a estas decisiones técnicas, el espectador no puede permitirse el lujo de mirar a otro lado, percibiendo así todos los mensajes de la obra mediante simples cambios tonales o de sombras.

Durante el show se producen muchos desvanecimientos, unos más largos y otros más lentos, así como algunos encuadres muy precisos para destacar a los actores sobre el escenario, las rampas u otras partes del edificio.

Encima de los soportes de suelo se instalaron 22 Spiiders. A estas luminarias y a las T2 que también están allí solo se puede acceder mediante un ascensor cargado de luces. Instalarlo en su posición actual fue todo un reto, porque también hubo que acoplar el resto de asientos y la escenografía.

16 Spiiders se fijaron sobre el balcón del tercer piso y se emplearon para el lavado de la cúpula. Otros doce se instalaron en la celosía circular superior, justo sobre el techo.

Las 92 luminarias móviles (incluidas las T2 Profiles y Spiiders) funcionan junto a un sistema de seguimiento Follow Me, que actúa como el elemento central del diseño, y que garantiza que toda la frenética narrativa y los personajes de este espectáculo, tengan siempre su foco iluminándolos (hasta cuando giran en los anillos giratorios).

 

Todos los dispositivos de iluminación del espectáculo fueron proporcionados por Events Light, una de las primeras compañías en Europa en hacerse con las T2 Profile

 

El control de toda la iluminación se realizó a través de una consola Road Hog Full Boar programada por Jasper Nijholt. Los proyectores y servidores de medios fueron programados por Ruben Boogaard, y desde el estreno del musical el pasado 5 de julio, el operario de luces y vídeo es Pascal Schutijser. Principalmente, el trabajo consiste en una mezcla de código temporal para las grandes producciones y para las señales de iluminación manuales.

El audio fue diseñado por Jeroen ten Brinke, el diseño de vídeo por Arjen Klerkx y el contenido por Anouk Steenbakkers y Joost Gulien.

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Te puede interesar

¿Todavía no tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Acceder a tu cuenta

Síguenos

¿Cuál es tu red preferida?