airbanner

Rentek confía en CHAUVET Professional

Sint Martinicus es una iglesia belga situada en lo alto de una colina, con una enorme torre de 65 metros que parece rascar el cielo. Su elegante estructura es un importante punto de referencia local para todos los vecinos, así como el tranquilizador sonido procedente de su entramado de 52 campanas.

Hace poco, la iglesia neogótica volvió a convertirse en el centro de la miradas por otro motivo: adoptar un nuevo diseño de iluminación, mucho más dinámico, rico en patrones y texturas que bañó la fachada del santuario durante el festival Vurige Vijvers.

Jan Siegers y su equipo de Rentek concibieron este espectáculo que consistió en la decoración de un paseo guiado de 1,5 kilómetros por Genk. Las encargadas de poner la luz fueron luminarias de CHAUVET Professional con clasificación IP65 entre las que se encontraban ocho Maverick Storm 1 Wash y otras ocho Maverick Storm 1 Spot.

El concepto artístico de Rentek pretendía realzar los rasgos ornamentales de la fachada de la iglesia, a la par que le otorgaba distintas texturas y efectos de gobo en movimiento.

CHAUVET Professional Vurige Vijvers LO

Dispuestas delante de la iglesia, las Maverick Storm Wash resaltaron los pilares arquitectónicos de la entrada con colores profundos y saturados. El resto de la fachada, donde también se incluía la impresionante torre, fue ambientada con las Maverick Storm Spots, que añadieron efectos de gobo abstractos.

Cada espectáculo de luz codificado tuvo unos 20 minutos de duración, a lo largo de los cuales los colores y el movimiento no dejaban de fluir por la fachada. Además, se añadieron varios efectos visuales por capas, como gobos que simulaban el fuego y cascadas de agua.

 

“El juego de proyecciones en este edificio fue algo realmente divertido de hacer, ya que la iglesia es uno de los sitios de Genk que puede verse desde cualquier parte de la ciudad. Además, la iglesia tiene unas vidrieras preciosas, que también aprovechamos para ambientar con luminarias de CHAUVET Professional”

 

Justo después de la primera toma de contacto en el sitio, Siegers y su equipo encontraron la posición perfecta para las luminarias. Gracias al espectacular enfoque y zoom graduable de 7,1° a 51° de las Storm Spot, pudieron ajustar con precisión (y realizar los retoques necesarios) todas las proyecciones.

Otra de las ventajas residió en el tamaño compacto de las luminarias que hizo mucho más rápido y fácil tanto instalar como desmontar los equipos en la plaza del mercado situada frente a la iglesia. Por no mencionar el grado de protección IP65 de las luminarias.

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Te puede interesar

¿Todavía no tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Acceder a tu cuenta

Síguenos

¿Cuál es tu red preferida?