airbanner

Optocore en las ceremonias de apertura y clausura de Tokio 2020

Las ceremonias de apertura y clausura de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 han constituido, hasta el momento, el mayor despliegue de redes de audio Optocore jamás visto. Cerca de 1.000 señales de audio sobre cada red principal y de reserva.

De ello está convencido Andrew Marsh, director de proyectos especiales en Norwest, una compañía especializada desde hace muchísimos años en la transmisión digital de eventos. La compañía ha colaborado ya varias ediciones con la organización de los Juegos Olímpicos, concretamente para las ceremonias de apertura y clausura. Y su opción favorita para la instalación de redes siempre ha sido con dispositivos Optocore.

 

Para dar una idea de la magnitud de la instalación, Marsh dice que “el sistema proporcionado al cliente, Hibino Corporation, tenía algo menos de unas 1.000 señales de audio sobre cada red principal y de reserva”

 

Para proporcionar la mayor redundancia posible, Norwest optó por duplicar el sistema de 21 nodos de Optocore. “Los utilizamos todos junto a nuestro set de conmutadores HP en RSTP, y nuestros pares de fibra de recambio”. Los conmutadores controlaban todo el entramado de audio desde múltiples localizaciones y zonas de control. El diseño de red fue resultado de una colaboración entre el propio Marsh y John Watterson, ingeniero de sistemas senior en Norwest, acompañados de un selecto equipo de técnicos.

Optocore Tokyo JJOO Norwest 1

Norwest ya disponía de un elevado número de equipos de Optocore, sin embargo, para un evento de tal escala, tuvo que añadir otra serie de dispositivos M12-BNC entre las 50 interfaces Optocore ya desplegadas. “Los M12-BNC funcionan como si fueran dispositivos MADI primarios que enrutan las señales dentro y fuera de la red general de interconexiones. Añadiendo algunos firmware y macros, pudimos alternar entre los dispositivos principales y los de recambio sin ningún problema”.

También añadieron algunos convertidores X6R-TP y X6R-FX más, así como cableado Optocore D-SUB. “Tuvimos que hacer esta inversión para acompañar nuestro set de dispositivos X6R-TP y DD32-R, para los que es necesario un breakout AES. En lo que respecta a la salida, el cableado ayudará a mejorar la alimentación con los procesadores Lake”.

 

El retraso de los Juegos Olímpicos de 2020 a 2021 trajo consecuencias negativas en todos los sentidos: restricciones de aforo, medidas de higiene extras y cambios en cualquier proceso de organización y producción

 

Sin embargo, a la hora de la verdad, los problemas fueron mucho menos importantes de lo que cualquiera podría haber imaginado. “La mayoría del espectáculo se realizó en directo y casi todos los micros se utilizaron en el momento. La parte más complicada de nuestro trabajo fue garantizar la seguridad de las transmisiones y durante el intercambio de micrófonos. Pero, en términos generales, nuestro enfoque de trabajo fue más o menos el que siempre tenemos”.

Optocore Tokyo JJOO Norwest 2

Sin embargo, se enfrentaban a un reto importante: controlar el sonido. “Desde los distintos centros de los Juegos se emitían muchísimos ruidos a las zonas vecindarias colindantes. Por esta razón, a veces había que emitir sonido a niveles muy bajos y, en ocasiones, hasta sin sistemas de megafonía. Todo esto planteaba muchos desafíos para el diseño del cableado, ya que las exigencias de este requerían más consideraciones como instalación fija que como instalación temporal”.

Según Marsh, una de las principales ventajas de Optocore reside en su capacidad de funcionar indistintamente como fibra multimodo y monomodo a largas distancias: multimodo para distancias de hasta 350 metros, y monomodo para trayectos más largos, como hasta llegar al complejo de emisoras anfitrionas (OBS).

Optocore Tokyo JJOO Norwest 3

“Actualmente es esencial poder seleccionar los transceptores de fibra. Cuando llegamos a Tokio, solo tuvimos que instalar toda nuestra red de fibra óptica para disponer de conectores de haz ampliados y paneles asociados. Así se agilizaron muchísimo las fases de instalación y prueba”.

Las consolas de DiGiCo se instalaron tanto para el FOH como para la monitorización con un sistema de megafonía de Ramsa. Las consolas se conectaron a la red mediante MADI, y todas las funciones de control y programación de las entradas y salidas se abordaron desde el patch de audio del software Optocore.

En el equipo de Norwest en Tokio encontramos a Ian Shapcott (ingeniero FOH), Steve Caldwell (ingeniero RF), John Watterson (ingeniero senior de sistemas y redes), Ian Cooper (ingeniero de repetición), Alana Sentinella (ingeniero de repetición) y Chad Lynch (ingeniero de sistemas y asesor de monitorización en Hibino, entre otras funciones).

La productora de todas las ceremonias fue Dentsu Live, que colaboró directamente para el comité organizador local. Por otra parte, la emisora anfitriona fue Olympic Broadcasting Services (OBS).

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Te puede interesar

¿Todavía no tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Acceder a tu cuenta